Mi cesta

Interruptor Diferencial SuperInmunizado SI, 4P, 63A, 30mA

SKU:
2CSF204401R1630
Fabricante:
Garantía:
0
5/5

Recogida en tienda:
24/48h* GRATIS
*Haz tu pedido y espera el email de "LISTO PARA RECOGER" antes de venir.
Entrega en:
48/72h
Envío:
desde 5,93€

Vendido por: Fetsa Instalaciones
Devoluciones: Se puede devolver en un plazo de 14 días a partir de la fecha de recepción. Leer la política de devoluciones completa
Pago  Transacción segura

Garantía
Devoluciones
En 14 días naturales
Características técnicas
Tensión 400v
Corriente max
63A
Sensibilidad 30mA
Tipo
Superinmunizado
Polos
4 polos

 


La función principal de un diferencial es garantizar la seguridad de las personas y proteger la instalación eléctrica contra posibles descargas eléctricas y otros riesgos relacionados con la corriente. Su acción rápida y sensible es esencial para prevenir accidentes eléctricos y daños en los equipos.
Este en concreto además de muy sensible está superinmunizado. Perfecto para evitar disparos espontáneos causados por armónicos o corriente parasitas.

  1. Detección de corrientes de fuga anormales:
    • El interruptor diferencial monitorea constantemente la corriente eléctrica que entra y sale de un circuito. Detecta cualquier desequilibrio entre la corriente que entra al circuito y la que sale, lo cual indica una corriente de fuga o un problema en la instalación.
  2. Desconexión inmediata ante corrientes de fuga:
    • Cuando se detecta una corriente de fuga anormal, que puede ser peligrosa para las personas o los equipos, el interruptor diferencial se desconecta rápidamente del circuito, interrumpiendo la corriente eléctrica. Esto evita que la corriente fluya a través de la parte del circuito donde se ha producido la fuga.
  3. Protección contra descargas eléctricas:
    • Si hay un fallo en un equipo o en la instalación eléctrica que provoca una corriente de fuga peligrosa (como cuando alguien recibe una descarga eléctrica), el interruptor diferencial se activa instantáneamente, cortando la corriente y evitando daños mayores.
  4. Seguridad para las personas:
    • Al desconectar rápidamente la corriente en caso de una fuga eléctrica, el interruptor diferencial protege a las personas de descargas eléctricas que podrían ser fatales o causar lesiones graves.
  5. Protección de equipos eléctricos:
    • Además de proteger a las personas, el interruptor diferencial también evita daños a los equipos eléctricos sensibles que podrían verse afectados por corrientes de fuga.

Si quieres saber más, lee abajo «Información que puede interesarte»

Recogida en tienda
24/48h* GRATIS
*Haz tu pedido y espera el email de "LISTO PARA RECOGER" antes de venir.
Entrega en
48/72h
Envío
desde 5,93€

Vendido por Fetsa Instalaciones
Devoluciones se puede devolver en un plazo de 14 días a partir de la fecha de recepción. Leer la política de devoluciones completa
Pago  transacción 100% segura

¿Lo sabías?
El diferencial superinmunizado es un tipo de diferencial mejorado. Evita el disparo inesperado del diferencial producido por corrientes parásitas de alta frecuencia que están provocadas por circuitos informáticos, circuitos con reactancias electrónicas, corrientes inducidas por rayos , entre otros.

Si tu interruptor diferencial se dispara solo (y no hay derivación a tierra) , necesitas uno superinmunizado que aguante las variaciones y corrientes parásitas de tu red eléctrica.

Este tipo de diferencial superinmunizado ofrece ciertas ventajas respecto a los normales.

En el caso de los diferenciales normales, puede ser que salten por una sobretensión. Y aquí es donde entran en juego los diferenciales superinmunizados, ya que son capaces de distinguir una amenaza real de una falsa.

El diferencial superinmunizado consigue evitar estos falsos disparos, de manera que solo salte cuando exista una amenaza real.

Esto sucede gracias a su tecnología más avanzada, ya que por los filtros de altas frecuencias que incorpora, el diferencial superinmunizado puede distinguir las derivaciones a tierra de una falsa alarma provocada.


¿Qué tipos de diferencial existen?

-Interruptor diferencial clase AC.

Es el diferencial más común en buena parte de las instalaciones eléctricas. Son sensibles a las fugas en corrientes alternas. De aquí que se adapten muy bien a las instalaciones eléctricas a nivel doméstico.

-Interruptor diferencial clase A.

Es la variedad de diferencial que se debe usar dentro de instalaciones que cuenten con corrientes alternas y con componentes de corriente continua. Son los obligados a instalar según normativa para las infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos.

Son más potentes, de aquí que son capaces de detectar fugas que los de la clase AC no son capaces de detectar. Por ejemplo, si hay una fuga de corriente por parte de los semiconductores, este interruptor la detectará.

-Interruptor diferencial superinmunizado.

Lo explicado al principio.

-Interruptor diferencial clase S.

Una de las principales características de este tipo de interruptor es que nos permite disfrutar de un retardo en la desconexión, por lo que nos ofrece un margen de maniobra que en muchos casos nos evitará problemas mayores. Para que te hagas a la idea, este tipo de interruptor se suele usar dentro de las instalaciones que cuentan con doble ID (interruptor diferencial). Gracias a esto se consigue que uno salte más tarde que otro, algo muy importante en los negocios que tienen una necesidad de energía importante.


¿Qué es la sensibilidad del interruptor diferencial (mA)?

La sensibilidad de un interruptor diferencial se refiere al nivel mínimo de corriente de fuga que puede detectar y responder.

Se mide en amperios (A) y suele expresarse en miliamperios (mA). Por ejemplo, un interruptor diferencial con una sensibilidad de 30 mA puede detectar corrientes de fuga tan pequeñas como 30 milésimas de amperio.

Una alta sensibilidad, como 30 mA, significa que el interruptor diferencial detectará incluso corrientes de fuga muy pequeñas, brindando una protección más sensible. Esto es especialmente importante para proteger a las personas contra descargas eléctricas, ya que una corriente de fuga de tan solo unos mA puede ser peligrosa.

La sensibilidad de un interruptor diferencial es crucial porque determina su capacidad para detectar corrientes de fuga, incluso mínimas, que podrían indicar una situación de peligro en el sistema eléctrico. Detectar y desconectar rápidamente ante tales corrientes de fuga es esencial para prevenir descargas eléctricas, incendios eléctricos y garantizar la seguridad de las personas y la integridad de los equipos.

Por qué la sensibilidad es importante

  1. Protección de las personas: La sensibilidad alta, medida en miliamperios (mA), permite detectar corrientes de fuga muy pequeñas, que pueden representar un riesgo para la seguridad de las personas. Cuanto más baja sea la sensibilidad, mayor protección se brindará.
  2. Evitar accidentes eléctricos: Corrientes de fuga incluso menores a 30 mA pueden causar graves daños a las personas. Una sensibilidad adecuada garantiza que se desconecte el circuito antes de que ocurra un accidente grave.
  3. Protección de equipos y la instalación: Las corrientes de fuga pueden dañar los equipos eléctricos y la instalación en sí. Una detección temprana mediante una sensibilidad apropiada puede prevenir daños costosos y costosas reparaciones.

Las dos sensibilidades standard en el mercado

  1. Sensibilidad de 30 mA:
    • Es la sensibilidad más comúnmente utilizada en instalaciones eléctricas, especialmente en aplicaciones residenciales, comerciales, viviendas y en todo tipo de instalaciones donde las personas van a estar presentes.
    • Detecta corrientes de fuga tan pequeñas como 30 milésimas de amperio (30 mA).
    • Proporciona una protección eficaz contra descargas eléctricas que podrían representar un riesgo para la vida de las personas.
  2. Sensibilidad de 300 mA:
    • Es menos común en aplicaciones residenciales y comerciales, pero se utiliza en ciertos entornos industriales o específicos donde se pueden tolerar corrientes de fuga ligeramente mayores.
    • Aunque ofrece una protección menos sensible que la de 30 mA, aún es efectiva para detectar situaciones de peligro.
    • Algunos equipos eléctricos sensibles pueden generar corrientes de fuga que, aunque no son peligrosas, podrían disparar un interruptor diferencial más sensible (por ejemplo, de 30 mA) causando apagones frecuentes y costosos. Utilizar un interruptor diferencial de 300 mA reduce la posibilidad de falsas alarmas sin llegar a necesitar uno superinmunizado los cuales son muchísimo mas caros.
    • Los diferenciales de 300mA están diseñados para utilizarse en industria o en alumbrado público exterior. No sirven para protección humana. No pueden utilizarse en viviendas.  Solo se pueden utilizar para zonas sin acceso para personas en los casos que pudiese haber fallos de aislamiento y riesgo de incendio.

¿Qué es la Intensidad máxima del diferencial (A) y porque es importante?

La intensidad máxima refiere a la intensidad que aguanten los bornes y contactos internos, no obstante un interruptor diferencial no desconecta por sobreintensidad (para esta función sirven los magnetotérmicos).

La intensidad máxima del interruptor diferencial siempre debe ser igual o superior a la intensidad máxima del Interruptor general o térmico general que lo acompañe.
Ejemplo: un diferencial de 63A sirve  sin problemas para redes de  40A o 25A, un interruptor diferencial de 40A sirve sin problemas para redes de por ejemplo 25A.

Añadir una valoración
Debes acceder para publicar una reseña Acceder
0,0
Basado en 0 reseñas.
5 estrellas
0%
4 estrellas
0%
3 estrellas
0%
2 estrellas
0%
1 estrella
0%
0 de 0 reseñas

Lo siento, no hay reseñas que coincidan con sus selecciones actuales

Lo más vendido